clube de jazz  
 
agenda notícias store
 
o jazz jazz brasil ao vivo galeria
 
 
colunas
perfil
eventos
lançamentos
entrevistas
acorde final
 

Santiago Belgrano, pianista revelación del Jazz de Buenos Aires

El pianista Santiago Belgrano es un de los mejores talentos del nuevo jazz argentino. En esta entrevista con Jazz Club, Santiago nos habla de su formación musical, sus principales influencias y análisis de su álbum de debut, "vicisitudes".

Santiago Belgrano, Diana Arías, Enrique Norris, Guillermo Harriague & Enrique Peña Arenas y Rodrigo Domínguez. (foto: Daniel Roldán)

18/11/2015 - Wilson Garzon

Wilson Garzon - Usted nació en una familia musical? El piano fue siempre su primera opción?
Santiago Belgrano - Soy el menor de cuatro hermanos, mi familia no es una familia de músicos, pero algunos de mis hermanos escuchaban música permanentemente y tocaban la guitarra y me fueron transmitiendo ese interés. El piano fue el único instrumento siempre, aunque coqueteé un poco con otros y lo sigo haciendo, pero nunca ninguno llegó a generarme lo mismo que el piano.

WG - ¿Cuándo y cómo el jazz entró en su vida? Estudiar con Ernesto Jodos y Pollo Raffo fue clave en la elección de su línea de jazz tanto para componer como tocar?
SB - Empecé a escuchar jazz a los 17 años a partir de conocer dos discos hermosos que me cautivaron completamente: "The Köln Concert" (Keith Jarrett) y "Piano Reflections" (Duke Ellington). A partir de ahí me anoté en la Escuela de Música Contemporánea para poder entender un poco de qué iba esa música. En la EMC estudié con Ernesto Jodos que fue el profesor más importante en mi acercamiento al jazz. Estudié varios años con él y definitivamente fue fundamental en mi carrera. Durante muchos años fui cada vez que pude a escucharlo, escuchaba todos sus discos, y era tal la admiración que le tenía que tomaba cada concepto que él me transmitía como palabra santa. Con el tiempo fui intentando alejarme de eso y empecé a tratar de encontrar mi propio lenguaje, mi propio estilo, a tomar mis propias decisiones. Es un camino de toda la vida que sigo recorriendo en el cuál fueron fundamentales Rodrigo Domínguez y Enrique Norris como profesores.

Con respecto al Pollo Raffo, prácticamente todo lo que sé de la teoría de la música me lo enseñó él. Es uno de los mejores docentes que conocí, transmite todo con tanta claridad que hasta lo más complejo parecía simple. A la hora de improvisar y de componer, sin dudas mucho de lo que aprendí de él me acompaña.

WG - ¿En qué grupos (formaciones) participó usted en el comienzo de su carrera? Tocar en Clubs de jazz fue importante en su evolución como músico?
SB - De chico, estudiaba piano clásico, por lo que en general estudiaba sólo. Después con el tiempo fui conociendo gente que estaba en la misma situación que yo con el jazz y empecé a juntarme a tocar con todos ellos. No tuve muchos grupos que hayan sido muy estables, pero si me he juntado a tocar y he tocado en vivo con muchísima gente tanto en tríos, dúos, cuartetos, quintetos, sextetos y más. Eso es lo más importante en la evolución de cualquier músico yo creo. Poder interactuar con distinta gente y aprender de los que comparten con uno, que en general tuve la suerte de rodearme de músicos que tocaban mejor que yo y es también cuando uno más aprende.

WG - Usted acaba de lanzar su primer cd "Vicisitudes". En cuanto al concepto del álbum, en qué sentido está empleando vicisitud: cambio, revés o el azar?"
SB - En principio "Vicisitudes" era el nombre de uno de los temas, tal vez el tema más abierto y libre de todo el disco. Cualquier cosa que uno tocara podía llevar el tema para otro lugar totalmente distinto. Por eso me pareció adecuado el título. En cuanto al concepto, lo considero más como punto de partida a futuro. Hay muchos destinos hacia dónde ir musicalmente a partir de este disco, y tal vez siendo mi primer álbum hay un poco de eso, una suerte de popurrí de distintos estilos o lenguajes hacia los que el día de mañana podría adentrarme más. Las vicisitudes de la vida dirán hacia dónde termino yendo.

WG - Cuéntenos un poco sobre el origen de cada composición del cd.
SB - En general, la mayoría de los temas son temas de amor. Creo que el 90 % de la música en el mundo lo es de alguna u otra forma.

La vida misma es un tema que compuse a partir de algunas enseñanzas de Guillermo Klein. Lleva ese nombre porque el tema tiene una armonía que se repite todo el tiempo y un ritmo que también se repite todo el tiempo, pero que no van juntos. Todo se repite pero a la vez todo se transforma, todo da vueltas. Me pareció que el tema funcionaba como la vida misma.
Vicisitudes es una melodía que compuse inspirado un poco en Ornette Coleman. El nombre surge porque es una palabra que usaba mucho mi ex-novia y me pareció interesante para el concepto del tema. El nombre de ella -Ailén- en mapuche significa La Brasa (por eso el track 7 del disco). Ambos temas estaban de alguna forma dedicados a ella.
Sophia está dedicado a Sophia Rossoff, una gran profesora de piano de New York, una persona totalmente amorosa e inspiradora. Ese tema lo compuse en el departamento donde paraba en Brooklyn, ni bien llegué de una de sus clases.
Madre es un tema dedicado precisamente a mi madre, no recuerdo mucho como surgió.
1 de Mayo es el tema más viejo del disco, y lo compuse pensado para trío, por eso Quique no toca en esta. Un 1 de Mayo conocí a mi primer novia, pero el tema fue compuesto un 1 de Mayo en que ya nuestras vidas se habían separado.
Pasitos es la traducción de "Little Steps", y está inspirada en "Giant Steps", y está dedicada a la memoria de John Coltrane.
Naitom está dedicado al baterista Paul Motian, mi baterista preferido. Seguramente ambas dedicatorias deberían estar más a la altura de los homenajeados, pero es lo más sincero y lo mejor que pude ofrendarles en ese momento.
Por último 1704 es una melodía que compuse un 17 de Abril y jugando un poco le terminamos encontrando la vuelta con los músicos del grupo.

WG - La formación del cd es el cuarteto, con variaciones para quinteto cuando se utiliza el saxofón o la corneta. Enrique Peña Arenas (guitarra), Diana Arías (contrabajo) y Guillermo Harriague (batería) han estado trabajando con usted durante más tiempo? ¿Y quanto a Enrique Norris y Rodrigo Domínguez?
SB - Diana, Quique y Guille estuvieron ensayando y tocando durante bastante tiempo conmigo, estas y muchas otras composiciones mías (y algunas ajenas). Estuve buscando durante bastante tiempo el grupo hasta que lo encontré con ellos tres, y la energía y la musicalidad que le pusieron a mis temas me convenció. A partir de ahí estuvimos tocando bastante hasta el día de la grabación, y bastante más presentando el disco luego.

Enrique Norris y Rodrigo Domínguez fueron los dos que más me enseñaron acerca de la improvisación y me pareció bueno invitarlos a compartir los temas con mayor lugar a la improvisación del disco con nosotros. Amablemente los dos aceptaron participar del disco, para mí fue muy importante tanto su presencia como su apoyo. Son dos músicos a los que admiro mucho y que me han enseñado mucho, musical y humanamente.

WG - ¿Qué sucedió con el lanzamiento de 'Vicisitudes'? Se ha tenido buena recepción crítica?
SB - La recepción que tuvo fue relativamente buena. Dentro de la prensa especializada a partir del disco me votaron muchos periodistas como pianista revelación del 2014, y algunos colegas como mejor disco del año. Muchos maestros y colegas y gente que admiro me ha felicitado. Mucha gente que no conoce ni escucha el estilo también me habló bien del disco. Creo que aunque hubiera sido la obra maestra del siglo, no hubiera tenido mucha más repercusión, porque lamentablemente así sucede hoy en día y más con este tipo de música. Son contados los músicos de jazz que tienen un poco de difusión en Argentina, espacio en la prensa, que pueden vender muchos discos. Y en general, a mí entender no son los músicos más interesantes.

Ansío el día en que en la primera plana de la sección Cultura o Espectáculos de algún diario importante aparezca Enrique Norris, que podamos ver al Colo Arredondo tocando en la televisión, que Rodrigo Domínguez suene en las radios y que Carlos Lastra toque para miles de personas. Pero por ahora, cierto tipo de música no sale de círculos muy pequeños, y es precisamente por la falta de difusión. Cuando cualquiera de estos músicos u otros afines tienen verdadera difusión, los shows se llenan. Ejemplos de ello son todos los festivales de jazz que se organizan a lo largo del país. Hay que trabajar para que toda esta música no quede en la nada.

WG - ¿aQué psa con sus proyectos futuros?
SB - En cuanto a mis futuros proyectos, estoy estudiando y componiendo lo que más puedo, sin una idea definida de hacia dónde quiero ir ahora. Escuchando mucho la tradición y tratando de combinarla lo más posible con la improvisación libre.


INTERNET

Santiago Belgrano - Site

YOUTUBE

Santiago Belgrano Cuarteto - La Vida Misma
Santiago Belgrano Cuarteto - Sophia

COMPRAR

Vicisitudes

Topo da página | Envie a um amigo | Voltar para Argentina

 
copyright clube de jazz 2004  
cadastre-se   termos de uso   contato   sobre nós