clube de jazz  
 
agenda notícias store
 
o jazz jazz brasil ao vivo galeria
 
 
colunas
perfil
eventos
lançamentos
entrevistas
acorde final
 

Festival de Jazz de Buenos Aires: Branford Marsalis y Peter Bernstein

El saxofonista Branford Marsalis, alguna vez miembro de la banda de Sting y dueño de un apellido ilustre, que cerrará el ciclo el domingo en el Teatro Colón, opina sobre la actualidad del género, descarta al hip hop y el rap como nuevos aportes y habla de la conexión entre el jazz y el pop. Antes de inaugurar la nueva edición del festival, el guitarrista Peter Bernstein, discípulo de Jim Hall, habló de su estilo, destacó su curiosidad y sañaló que no se considera un purista.

Branford Marsalis, Justin Faulkner y Peter Bernstein.

10/11/2015 - El Clarín, 10/11/2015

Branford Marsalis: "Muchos de los que tocan jazz no saben nada al respecto"

La nueva edición del Festival Buenos Aires Jazz.15, cuya apertura, hoy a las 20.30 horas en La usina del arte, estará a cargo del guitarrista Peter Bernstein junto a su cuarteto, tendrá un cierre soñado el domingo, con la actuación de Branford Marsalis, sino duda uno de los grandes saxofonistas de la escena internacional, en el Teatro Colón. El mayor de su generación, de la familia Marsalis (Wynton, Delfeayo y Jason) tocará en el máximo coliseo argentino acompañado por un talentoso grupo de jóvenes formado por Samora Pinderhughes en piano, Russell Hall en contrabajo y Justin Faulkner en batería.

Artista de una depurada técnica, Marsalis llevó su música hacia una frontera entre el bebop y el neoclasicismo, en la que juega con la tradición desde un enfoque absolutamente moderno. Baluarte de la calidad musical e indiscutible autoridad dentro del género, Branford no tiene pelos en la lengua para asegurar que “muchos de los que tocan jazz no saben nada al respecto”. Y hace gala de una brutal honestidad y contundencia a la hora de responder.

El Clarín - Usted afirmó que cada país tiene su propia versión del jazz. ¿Cree que el género tiene espacio para expresiones de cada nacionalidad?
Branford Marsalis - No, yo no lo creo. Pero la gente cree que en cada uno sus países hay un jazz propio; y por mi está bien que lo vean de ese modo.

EC - ¿Cambia su manera de abordar su música al tocar en un escenario de las características del Teatro Colón, consagrado a la música llamada académica?
BM - Todo depende del sonido de la sala. Si la batería no sobresale podemos tocar canciones con mayor volumen; si no, lo hacemos de manera diferente. No preparamos repertorios. Tenemos una lista de más de 50 canciones de la que sale la música cada noche.

EC - En una entrevista reciente señaló que la música de Thelonious Monk proporciona respuestas en estos tiempos confusos. ¿A qué se refería con "estos tiempos confusos para el jazz"?
BM - Muchos de los que afirman que tocan jazz no saben nada al respecto. Yo digo: escúchenlo tocar a Monk. Esa gente tenía una manera de escribir que explica muy claramente lo que es el jazz.

EC - ¿Dónde se alimenta el género en la actualidad? ¿Sigue rebuscando en la tradición, o podríamos decir el rap y el hip hop son elementos que le aportan nuevos elementos?
BM - El rap o el hip hop no pueden alimentar al jazz, como tampoco podrían alimentar al tango. Estoy más interesado en lo que es auténtico y de buena calidad, a diferencia de lo que sólo es nuevo.

EC - Siempre recuerda su paso por Jazz Messengers como muy formativos; incluso la actitud férrea de su líder, Art Blakey. ¿Qué rescata de esos años?
BM - Cuando empecé a tocar con Blakey no sabía nada de lo que era el jazz. El desempeñó un papel decisivo en mi enseñanza y en cómo se toca esta música. Conozco muy pocos músicos de jazz con una personalidad rígida, pero sí encuentro mucha gente que pretende que el jazz sea otra cosa y no lo que realmente es.

EC - Después de veinte años con Jeff Watts en la batería, en 2009 ingresó el talentoso Justin Faulkner. ¿Qué le dio a su grupo este joven baterista?
BM - La contribución de Jeff Watts fue importante. El ayudó al grupo a crear un sonido muy particular, único, con ideas muy originales durante todo ese tiempo. Mucho de lo que Justin Faulkner hace con nosotros lo aprendió escuchando a Jeff, sin duda. Justin trae su juventud y es muy bienvenida.


Peter Bernstein: "Sos lo que tocás y lo que tocás es lo que sos"

“Sos lo que tocás, y lo que tocás es lo que sos”, define el guitarrista estadounidense Peter Bernstein desde Rosario, en conversación telefónica con Clarín, antes de presentarse por primera vez en Buenos Aires para la apertura, esta noche en La Usina del Arte, de ladecimoquinta edición del Festival Internacional. Bernstein tocará en formato cuarteto, con Sullivan Fortner (piano), Peter Washington (contrabajo) y Billy Drummond (batería), y mañana brindará un concierto solista y una clínica de guitarra.

Desde que era un joven estudiante en Nueva York, su estilo no pasó desapercibido. Ni siquiera para Jim Hall, su maestro, que terminó apadrinando su carrera y lo invitó a tocar con él. “Fui muy afortunado de haberlo conocido cuando estaba en la escuela –dice-; Jim enseñaba a una clase de cinco o seis guitarristas y todos tocábamos con él. Tomé algunas clases particulares también. Como profesor compartía cosas que él pensaba y trabajaba a nivel compositivo, vinculado con los motivos y la improvisación. Era una persona muy curiosa. Quería aprender y explorar, hacer cosas distintas. Tenía la mente siempre abierta, era muy especial en ese sentido. Cuando tocábamos con él, te hacía sonar como vos querías. Eso era milagroso”.

El Clarín - ¿Qué fue lo más importante que recibiste de sus enseñanzas?
Peter Bernstein - Intentaba ser un ejemplo de cómo se podía ser. Era empático como músico y eso se reflejaba en el tipo de persona que era: compasivo y cariñoso. Eso fue lo mejor que nos enseñó.

EC - ¿Estás de acuerdo con los que te definen como un purista?
PB - Depende de quién lo diga; hay diferentes concepciones de pureza. Es cierto que yo toco la guitarra solamente, mientras que hay músicos que agregan efectos, como pedales y ese tipo de cosas. No soy un purista por intentar tocar jazz como se tocaba hace años, simplemente es lo que me sale naturalmente. No me identifico con esa palabra. Hago lo que me sale; me gusta hacerlo con el jazz porque tiene un swing y un ritmo especial, y eso implica un montón de cosas distintas.

EC - Grabaste más de 80 discos y tocaste con una gran variedad de músicos como Melvin Rhyne , Lee Konitz, Jimmy Coob, Joshua Redman, Brad Mehldau, Larry Goldings, y la lista continúa. ¿Con qué tipo de músico te sentís más cómodo tocando?
PB - No sé, todos tienen distintos estilos y personalidades. Podés no tener mucho en común, pero lo importante es poder conversar con ellos. De eso se trata. Para mí, el mejor tipo de músico es el que se parece más a sí mismo, que tiene una personalidad fuerte y disfruta de la conversación. Me gusta tocar con músicos que tienen más experiencia que yo y con ideas distintas a las mías. De ellos se puede aprender.

EC - ¿Vas a incluir temas propios en tus presentaciones?
PB - Sí, quiero hacer un concierto variado: un poco de Monk, standards. Me gusta buscar diferentes canciones, o por lo menos tocarlas distinto.

Topo da página | Envie a um amigo | Voltar para Eventos

 
copyright clube de jazz 2004  
cadastre-se   termos de uso   contato   sobre nós